lunes, 4 de septiembre de 2017

De la basura a un tesoro


Uno de los problemas de la lógica de las grandes industrias es el hecho de ver los materiales como bienes de consumo, que entre más rápido sean eliminados para comprar otros nuevos mejor, sin pensar cual es el destino de dichos materiales después de que han sido desechados. Se trata de un pensamiento lineal que ha traído graves problemas al medioambiente y a la salud pública. Los vertederos pueden sacar provecho de todos sus desechos putrefactos si les damos una oportunidad y los convertimos en un foco de investigación y una nueva patente explica exactamente cómo aprovechar al máximo los rellenos de basura apestosos. La descomposición de basura produce metano, un gas de vertedero que puede ser usado para producir electricidad o calor. Dado que el metano es un gas de efecto invernadero mucho más potente que el dióxido de carbono; y a que la mayoría de los vertederos no producen lo suficiente como para hacer que la producción de energía valga la pena, muchos basureros queman el metano para que el gas no escape a la atmósfera. Pero un proceso inventado por Russell Chianelli, Ph.D., un profesor de química en la Universidad de Texas en El Paso, muestra cómo los vertederos pueden aumentar su producción de metano para obtener beneficios.

"Estamos desperdiciando metano valioso quemándolo", dijo Chianelli. "Este proceso puede ayudar a los vertederos a hacer un montón de electricidad para obtener un beneficio económico vendiéndolo de nuevo a la compañía eléctrica". El proceso patentado consiste en capturar y reciclar el gas base. El gas puede utilizarse para calentar el relleno sanitario y para proporcionar condiciones de humedad adicionales, lo que puede aumentar la producción total de metano del vertedero. El dióxido de carbono que se encuentra dentro del gas de escape capturado también liberará metano adicional una vez reciclado dentro del vertedero. La invención lleva este proceso de refuerzo de metano un paso más allá, sugiriendo que parte del gas de escape reciclado se utilice para cultivar algas. Chianelli explicó: "Los que fabrican el metano en los vertederos son los organismos que se alimentan de los desechos que se descomponen, lo que necesitamos hacer es alimentarlos aún más para producir más metano" lo cual no solo purdice mas energía, sino que también acelera el proceso de descomposición. La mitad de las algas cultivadas pueden ser bombeadas dentro del vertedero para aumentar aún más la producción de metano, mientras que la otra porción de algas podría ir hacia la creación de combustibles de biodiesel. "Lo bueno de esto es que es un proceso limpio", dijo Chianelli. "Nada va a perder, es un sistema de descarga cero".

Los rellenos sanitarios también pueden ser vistos como minas de materiales que se hacen cada vez más caros como los plásticos, sin embargo las primeras tecnologías necesitaban usar agua para separar. Para evitar este desperdicio, Ak Inovex de México desarrolló una nueva tecnología verde que no requiere líquidos, y tiene la capacidad de procesar materiales como, poliestireno “icopor” y ABS (acrilonitrilo butadieno estireno) usando el mismo tipo de maquinaria personalizable.  La tecnología desarrollada por Marco Adame, fundador de Ak Inovex, puede procesar más del 90 por ciento de cualquier tipo de plástico, evita el desperdicio de agua y reduce los costos de producción a la mitad sin reducir la calidad de los pellets evitando las etapas con severos cambios de temperatura. Marco Adame dijo que el proceso original de obtención de perlas recicladas implica el lavado y luego el rectificado de contenedores de plástico. Sin embargo, este tipo de plástico tiene la distinción de ser higroscópico (cuando entra en contacto con el agua que retiene la humedad a nivel molecular), por lo que tiene que ser deshidratado para que pueda ser cristalizado; esto implica aplicar calor a 180º C y luego enfriar el material con agua.

Sin embargo, el desarrollo de AK Inovex realiza todo este proceso sin agua, por lo que va directamente a la formación de perlas recicladas. Como resultado, el consumo de energía se reduce a la mitad, y también el espacio físico requerido para realizar la operación es menor porque el sistema es más compacto. Asimismo, la producción de perlas plásticas es de mejor calidad, situación que hace que el proceso de reciclaje sea más rentable. "Ak Inovex tiene un registro de patente pendiente de las tres tecnologías que integran el desarrollo, que son responsables de enfriar el plástico a través del contacto con paredes especiales y formar las cuentas de plástico", explicó el fundador de la compañía. La ventaja de esta tecnología es su capacidad para procesar cualquier tipo de plástico, como espuma de poliestireno, PET y ABS; la diferencia reside en el mecanismo, porque hay una pieza especial para cada tipo de material. La capacidad de producción de cuentas de plástico es de dos toneladas y el equipo está trabajando actualmente en aumentarlo a diez.

Para el 2016, la empresa quiere cambiar su estrategia de negocio y añadir una lavadora ecológica para plásticos que utiliza un biodetergente especial, lo que reducirá aún más el costo de operación. Marco Adame comentó que durante su participación en el Cleantech Challenge México, un concurso para promover el desarrollo de las empresas ecológicas, tuvo contacto con el grupo ALINSA, que se dedica a la fabricación de productos de limpieza ecológicos con productos químicos biodegradables. Después de la competencia, las dos empresas comenzaron a hablar y unieron esfuerzos con el objetivo de integrar el sistema de lavado ecológico utilizando sustancias plásticas degradables en menos de 28 días sin afectar el medio ambiente, reemplazando así la lejía, que es la sustancia utilizada actualmente para lavar los materiales .

Referencias 

Investigación y Desarrollo. (2015, January 4). Technology to recycle all type of plastics without using water. ScienceDaily. Retrieved September 3, 2017 from www.sciencedaily.com/releases/2015/01/150104152309.htm
University of Texas at El Paso. (2015). How to make a profit from rotting garbage. ScienceDaily. Retrieved September 3, 2017 from www.sciencedaily.com/releases/2015/03/150331100859.htm